Un poco de historia

En el año 2002 el equipo de la Dra. Philippa Darbre declaró que los parabenos, conservantes masivamente usados en los productos cosméticos, puestos en contacto con las células mamarias cancerígenas in vitro, aumentaban su proliferación.

Desde entonces, ha calado en el pensamiento colectivo que los parabenos no son seguros. Como consecuencia, cada vez son más las personas que se preocupan y buscan lo mejor para su salud y ha aumentado la demanda de productos de cosmética ecológica y natural.

Cómo distinguir los difíciles términos de biológico, ecológico y natural

No existe una normativa oficial que defina cada término. Algunos ejemplos de la terminología que se emplea en cada país son los siguientes:

EEUU: Organic

España: Ecológico

Francia: Biologique

Lo mismo pasaría con el término natural. No existe consenso internacional en atribuir las cualidades de natural a un producto cosmético. Sí estamos en condiciones de afirmar que claramente se trataría de una categoría inferior frente a los términos de “Orgánico”, “Ecológico” y “Biológico”.

Cosmética natural y cosmética ecológica certificadas

BDIH, COSMOS ORGANIC, NATRUE… Todos ellos son organismos certificadores.  Otorgan su sello característico en función del cumplimento de sus estándares de calidad.

Garantías de la cosmética natural y ecológica certificada

Prácticamente todos los organismos certificadores parten de unos principios muy parecidos para los cosméticos:
• Sin petroquímica (parafinas, siliconas, polietilenglicoles, etc).
• Conservantes autorizados en listas positivas, exclusión de parabenos y phenoxyethanol.
• Sin OGM (organismos modificados genéticamente).
• Sin perfumes ni colorantes de síntesis.
• Sin pruebas de experimentación en animales.
• Porcentaje de ingredientes naturales y ecológicos determinados y explícitos en las etiquetas.

Ventajas de la cosmética natural

Ventajas de la cosmética ecológica y cosmética natural frente a la cosmética convencional y tradicional

¿Por qué sufrimos cada vez más alergias en la piel?

La alergia no tiene una única causa es multifactorial. Es difícil determinar con exactitud lo que la produce. Pero sí se puede afirmar que los colorantes y conservantes de síntesis podrían contribuir a aumentar los procesos reactivos de la piel. Por lo tanto, cuanto menos usemos estos productos, menos reaccionará nuestra piel y estará más protegida. Si eliminamos de nuestra fórmula  las sustancias muy sensibilizantes (perfumes de síntesis, colorantes de síntesis y conservantes agresivos) y empleamos sustancias hipoalergénicas (bajo riesgo alergénico) estamos estableciendo un pacto de no agresión y protección para nuestra piel. Uno de los objetivos de la cosmética ecológica y natural es buscar sustancias con bajo poder alergizante para incluirlas en sus fórmulas.

¿Pero la cosmética ecológica y natural es un beneficio exclusivo para la piel?

Otro de los grandes objetivos que pretende el uso de este tipo de cosmética es la protección del medio ambiente. Con este fin se emplean materias primas cuidadas en origen y sustancias biodegradables y se procura la preservación de la biodiversidad y el desarrollo del comercio local.

Elaborar cosméticos ecológicos y naturales es, en definitiva, proteger nuestra piel y nuestro medio ambiente.

Puedes solicitar más información a través de nuestro formulario de contacto