Cosmética Natural Sin Maltrato Animal

Posidonia Cosmetics es un laboratorio que fabrica cosmética natural cruelty free, sin maltrato animal. A menudo habréis oído o leído acerca de estas dos palabras para nosotros tan importantes  y, con esta entrada, queremos arrojar algo de luz sobre ellas.

empresas de cosmética cruelty-free

Cruelty Free

Del inglés se traduce literalmente “libre de crueldad”. Con este término, nos referimos a libre de crueldad animal.  De una forma genérica, bajo esta denominación se engloban  organizaciones no gubernamentales que luchan contra el maltrato animal en cualquiera de sus formas.

En el caso que nos ocupa, hablaremos de cómo se regulan y cómo funcionan las empresas cruelty free en el mundo de la cosmética, tanto natural como tradicional.

El maltrato animal en la industria cosmética se centra en las prácticas de experimentación que se realizan en los animales,  con objetivos diversos: para determinar  la inocuidad del producto sobre un ser vivo; para ver el grado de eficacia tanto de ingredientes usados en la fabricación de un cosmético como en el  producto final, es decir, el cosmético listo para su venta; el impacto sobre zonas sensibles o qué zonas del cuerpo son indicadas o no para un tipo de cosmético concreto…

A modo de ejemplo citaremos el test de Draize. Este test sirve para medir el grado de irritación ocular y consiste en aplicar cantidades de la crema a testar en la córnea de los conejos y observar si los ojos se les ponen rojos. Por supuesto, esta prueba es muy dolorosa para los lapinos.

Legislación

En 2013, tras años de ejercer presión sobre la opinión pública y los gobiernos para que cambien su sensibilidad sobre el maltrato animal se consigue que la Unión Europea prohíba la experimentación animal en todas sus formas a pesar de no existir un método alternativo. Para ello, la directiva 2003/15/CE está destinada a prohibir completamente la venta y fabricación de productos cosméticos en suelo europeo que hayan sido previamente testados en animales de laboratorio.

Esta medida no está exenta de controversia, ya que en 2007 se crea el plan REACH, que entre otras medidas obliga que cualquier producto químico sujeto a una producción anual superior a una tonelada a ser testada sobre los animales y este plan prevalece sobre la ley. A modo de resumen, se podría afirmar que  la ley prohíbe la experimentación animal excepto cuando es obligatoria por el REACH. Que cada uno extraiga sus conclusiones.

A pesar de esta “pequeña controversia”, todo lo que tenga que ver con  legislar y avivar conciencias contra el maltrato animal es algo que debería ser siempre positivo. En este caso,  la decisión de la UE de prohibir la experimentación animal  tuvo su efecto “cascada” ya que seguido a la UE legislaron en el mismo sentido India, Australia, Nueva Zelanda, Israel,… etc. Y existen otros países que actualmente están modificando su legislación en este sentido.

Sin embargo, China exige los tests de animales para poder vender ciertos  productos cosméticos en su país. Y una vez más nos encontramos con la doble vara de medir entre fabricantes de cosmética natural y no natural, que defienden la prohibición de experimentación animal en Europa pero venden a China. Aún así, se espera que China rectifique su postura. Desde Posidonia Cosmetics esperamos que sea en un futuro cercano.

Existen otros ámbitos de trabajo de las organizaciones cruelty free y con logros muy diversos como el conseguir que una importante aerolínea rusa haya acordado dejar de transportar monos destinados a laboratorios de experimentación.

A día de hoy

Hoy en día el avance de la ciencia ha permitido sustituir estas prácticas tan dañinas por los llamados “métodos alternativos”. Estos métodos alternativos, en la actualidad más de 200,  consisten en obtener resultados concluyentes sobre si un cosmético irrita, es eficaz,… sin experimentación animal.

Un ejemplo de ellos serían las microdosis: las personas reciben dosis muy flojas de las sustancias para ver sus efectos en el cuerpo a nivel celular. Otro ejemplo serían  las técnicas  de imagen, resonancias magnéticas,  rayos X y simulaciones en ordenador.

Otros métodos alternativos son también los tests in vitro, con base de modelos celulares y cultivos celulares, que persiguen la creación de réplicas de la epidermis humana.

Es posible evitar también la experimentación animal mediante el uso de sustancias conocidas, podríamos llamarlo de alguna manera “ingredientes simples de uso tradicional”, a ellos acuden sobre todo los fabricantes de cosmética natural ya que las sustancias químicas innovadoras no son el objetivo principal de este tipo de laboratorios, y por lógica al ser sustancias nuevas requieren probar su inocuidad.

Sellos de Cruelty Free

¿Cómo diferenciar los cosméticos cruelty free? Los sellos que a continuación os mostramos se pueden encontrar en algunos cosméticos y su significado es que esa marca no usa en la elaboración de sus cosméticos experimentación animal y, además, colabora para erradicarlo.

Esperamos que haya sido de vuestro interés este artículo y sirva para arrojar algo de luz sobre el maltrato animal en la fabricación de cosméticos. Como habréis observado a lo largo de este post, a demás del maltrato doméstico, existen muchas  otras formas de ejercerlo.

En Posidonia Cosmetics somos amantes de los animales. En la plantilla somos muchos los que tenemos animales domésticos y, afortunadamente, los amamos y los cuidamos. Creemos que los animales nos hacen mejores personas y nos humanizan.

Gandhi decía “La grandeza de una nación se mide en cómo trata a los animales”Y no podemos estar más de acuerdo.

Cosmética Natural Sin Maltrato Animal – Cruelty Free

¿Te gusta nuestro blog? ♥ Por favor comparte ☺