Microbioma, piel y cosmética natural

El microbioma se refiere a todos aquellos microbios que habitan sobre nuestra piel. Sí, en efecto, la epidermis está poblada por millones de microbios, unos producidos por nuestro cuerpo y otros adquiridos por el contacto con el exterior al que estamos sometido cada segundo de nuestra vida. ¿Pero esto ha sido siempre así?

En 1989 se describió “ la hipótesis de la higiene”, que venía a decir que el menguante tamaño de las familias, la mayor robotización ( lavadores, aspiradoras, lavavajillas…etc) de los hogares y los altos estándares de higiene personal adquiridos habían favorecido el incremento de las alergias en general, entre ellas las manifestaciones atópicas. Es decir, al haber una menor exposición a gérmenes como consecuencia de una disminución del  contacto con animales, hermanos y una higiene personal “excesiva” había llevado al aumento de este problema en los países desarrollados. La misma hipótesis cuestionaba el papel de los microbios en nuestra salud.

Entonces la pregunta que surgió fue ¿porqué un ambiente excesivamente higiénico acarreaba mayores problemas de piel? Poco a poco y gracias a el avance de la ciencia en la identificación ADN se se dio paso al estudio del microbioma dérmico, que explica en parte esta teoría.

Estamos cubiertos por microbios, tanto externamente como internamente, basta recordar el papel tan protagonista que tienen las bacterias que colonizan el colón en los procesos de formación de bolo fecal. El conjunto de microorganismos que recubren a cada persona es tan característico de cada uno como nuestra huella digital. Ello significa que en un futuro no muy lejano en vez de identificarnos por nuestra huella digital podríamos ser identificados por nuestro microbioma.

Cuando se receta un antibiótico a un enfermo atópico, su piel mejora. Seguramente debido a que se altera su microbioma, que está muy relacionado con los problemas de piel. La piel es nuestra barrera de protección frente a las agresiones externas. Constituye nuestro mayor órgano. En el útero el feto es estéril. Nada más nacer la dermis es colonizada por un sinfín de bacterias, estas bacterias que viven en la superficie de nuestra piel constituyen el microbioma.

Microorganismos

Más de un millón de microorganismos de al menos 100 especies distintas colonizan cada centímetro cuadrado de piel. La diversidad del microbioma humano tiene que ver con varios factores tales como la predisposición genética, el estilo de vida y las características demográficas y medioambientales del hospedador. El espectacular avance de las tecnologías de determinación de secuencias de ADN está permitiendo un mejor conocimiento de estos microorganismos, muchos de ellos no detectables mediante técnicas de cultivo.

Por tanto, las variaciones en el microbioma pueden conllevar variaciones en la respuesta inmune, que lógicamente, si hablamos de piel, repercutiría en problemas de dermatológicos.  La variedad del microbioma depende de muchos factores como puede ser; zona de la piel, grado de hidratación de la misma, edad, sexo, modo de vida, empleo, localidad geográfica…

La colonización del microbioma por microbios patógenos puede modular la respuesta inmunológica de la piel. Este dato es clave ya que es aquí donde deberían apuntar terapias futuras orientadas a problemas de piel. Modulando la composición de nuestro microbioma para reequilibrar su estado entre bacterias residentes y no residentes en la piel mediante terapias óptimas podremos ayudar a los pacientes con problemas dérmicos.

Formulaciones cosméticas

Esto nos lleva a terapias que pueden ser perfectamente adoptadas en formulaciones cosméticas. Por lo tanto es un nuevo enfoque muy interesante que se abre en el campo de la cosmética natural. Quizás el futuro de la cosmética natural pasa por hacer cremas con un porcentaje determinado de bacterias para corregir carencias del microbioma de cualquier persona. Estamos hablando incluso de la producción de cosméticos personalizados.

Elena Martínez

Responsable técnico de Posidonia Cosmetics

Cosméticos personalizados para cada tipo de piel, según sus microbios

¿Te gusta nuestro blog? ♥ Por favor comparte ☺