La posidonia oceánica oxigena y da vida al Mar Mediterráneo desde su formación. Pero no fue hasta el año 1999 cuando la UNESCO decidió declararla Patrimonio de la Humanidad, concretamente las praderas situadas en la zona del Parque Natural de Ses Salines, entre Formentera e Ibiza, fueron las protegidas con esta figura.

En 2006 un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) halló en la isla de Formentera una planta de posidonia de ocho kilómetros de largo con más de 100.000 años de edad. Tras este descubrimiento, la posidonia oceánica se considera una de las plantas más longevas de la biosfera.

La posidonia ha sido una planta de innumerables aplicaciones desde tiempos inmemoriables hasta día de hoy por los habitantes de las zonas costeras del Mediterráneo. Hoy se investiga científicamente sus propiedades y aplicaciones en universidades de todo el mundo.

Usos históricos de la posidonia oceánica

Aplicaciones de las hojas de posidonia por su morfología:

  • Durante un largo periodo de tiempo, a la posidonia oceánica se la conoció como el alga de vidrieros. Este nombre nace de la utilización de sus hojas para envolver los vidrios y cerámicas procedentes de Venecia y Roma. Su morfología permitía utilizarla como embalaje de protección para cualquier percance que sucediese en el transporte de objetos frágiles.
  • Otro de los usos comunes de las hojas de la posidonia era embalar  los pescados frescos para trasladarlos desde las zonas costeras del Mediterráneo hacia el interior, manteniendo el pescado en condiciones óptimas para su consumo.
  • En lugares donde escaseaba la paja se reemplazaba por la posidonia, para la construcción de tejados y otro tipo de edificaciones, ya que cumplía la misma función.
  • Los rizomas secos de posidonia recogidos de la playa son utilizados por los pescadores como leña para calentar la comida.

Aplicaciones de la posidonia por sus propiedades insecticidas
  • La posidonia que llegaba a las playas arrastrada por la corriente se recogía y se echaba a los muladares junto al ganado muerto. Las aves carroñeras se alimentaban en los muladares, evitando el problema de epidemias o propagación de enfermedades.
  • A finales del s. XV se dieron cuenta de las propiedades insecticidas de la posidonia y empezaron a comercializarla como algodón para la fabricación de almohadas y colchones. Así se conseguía evitar las picaduras de chinches, un mal común de esta época.
Aplicaciones de la posidonia como alimento
  • El fruto de la posidonia, conocido como la oliva de mar, posee propiedades similares a las drupas (frutos como las aceitunas, cerezas o ciruelas). De ahí su nombre. En periodos de hambruna se recogía para dar de comer a los camellos y al ganado porcino.
  • Un estudio reciente de la Universidad de Murcia propone los sobrantes de posidonia que aparecen en las orillas del mar como el alimento adecuado para rumiantes por el ahorro económico que supondría frente a la paja.
Aplicaciones médicas de la posidonia
  • Otros compuestos de tipo antibacteriano y antifúngico que encontramos en las hojas de posidonia eran aprovechados por los pescadores. Estos recogían las hojas frescas que quedaban enganchadas a las redes para macerarlas con alcohol y aplicaban el líquido resultante sobre las heridas como desinfectante natural. Al ser una planta vulneraria, la posidonia consigue que las heridas cicatricen antes.
  • Entre las aplicaciones médicas que se le ha dado a lo largo de los años a la planta de la posidonia destacamos una que sigue utilizándose a día de hoy. Sus propiedades la convierten en alivio para enfermedades respiratorias, como la bronquitis, o el dolor de garganta.
  • También se ha utilizado la posidonia como tratamiento alternativo para el acné. Con la misma técnica que empleaban los pescadores para curar sus heridas. Al macerar hojas frescas de posidonia con agua de mar y lavarse la cara con esta composición se conseguía reducir los granitos y erupciones de la piel.
  • Otra aplicación para la piel es el alivio de dolor de piernas y varices. Masajeando con hojas de posidonia molida las piernas se consigue un alivio sintomático.
Investigaciones y usos actuales de la posidonia
  • Un reciente estudio señala que la restauración de las praderas de posidonia significaría “reconstruir un sumidero importante de carbono atmosférico y mitigar el cambio climático”.
  • Por otra parte, investigaciones en la Universidad de Alicante sobre los restos de la posidonia concluyen en la posibilidad de usarlos para crear zonas verdes en vertederos clausurados.
  • También desde esta universidad se presentó en 2013 un procedimiento para fabricar hormigón de mayor resistencia con las cenizas de los residuos de posidonia.
  • Otros posibles usos de los restos de posidonia en los que trabajan los investigadores son conseguir pasta de papel, dado su alto contenido en celulosa. O como aislante y también como biocombustible.Es evidente que esta planta marina nos proporciona un sinfín de posibilidades beneficiosas en todos los ámbitos para nuestra sociedad. De ahí la importancia de su cuidado y conservación.
Aplicaciones médicas de la posidonia
  • Otros compuestos de tipo antibacteriano y antifúngico que encontramos en las hojas de posidonia eran aprovechados por los pescadores. Estos recogían las hojas frescas que quedaban enganchadas a las redes para macerarlas con alcohol y aplicaban el líquido resultante sobre las heridas como desinfectante natural. Al ser una planta vulneraria, la posidonia consigue que las heridas cicatricen antes.
  • Entre las aplicaciones médicas que se le ha dado a lo largo de los años a la planta de la posidonia destacamos una que sigue utilizándose a día de hoy. Sus propiedades la convierten en alivio para enfermedades respiratorias, como la bronquitis, o el dolor de garganta.
  • También se ha utilizado la posidonia como tratamiento alternativo para el acné. Con la misma técnica que empleaban los pescadores para curar sus heridas. Al macerar hojas frescas de posidonia con agua de mar y lavarse la cara con esta composición se conseguía reducir los granitos y erupciones de la piel.
  • Otra aplicación para la piel es el alivio de dolor de piernas y varices. Masajeando con hojas de posidonia molida las piernas se consigue un alivio sintomático.
Investigaciones y usos actuales de la posidonia
  • Un reciente estudio señala que la restauración de las praderas de posidonia significaría “reconstruir un sumidero importante de carbono atmosférico y mitigar el cambio climático”.
  • Por otra parte, investigaciones en la Universidad de Alicante sobre los restos de la posidonia concluyen en la posibilidad de usarlos para crear zonas verdes en vertederos clausurados.
  • También desde esta universidad se presentó en 2013 un procedimiento para fabricar hormigón de mayor resistencia con las cenizas de los residuos de posidonia.
  • Otros posibles usos de los restos de posidonia en los que trabajan los investigadores son conseguir pasta de papel, dado su alto contenido en celulosa. O como aislante y también como biocombustible.

Es evidente que esta planta marina nos proporciona un sinfín de posibilidades beneficiosas en todos los ámbitos para nuestra sociedad. De ahí la importancia de su cuidado y conservación.

Elena Martínez

Responsable técnico de Posidonia Cosmetics

Usos tradicionales y propiedades de la posidonia oceánica

¿Te gusta nuestro blog? ♥ Por favor comparte ☺